Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Piscis (18 de febrero al 21 de marzo)

Reseña místico-zodiacal: 
   ➢ Elemento regente: El agua madura. – Criatura: El océano.
   ➢ Planeta regente: Júpiter – en el aspecto: Maduro y profundo.
   ➢ Cualidad: Mutable (signo doble)
   ➢ Polaridad: femenina (Ying).
   ➢ Casa regente natural: Casa XII (12)
   ➢ Casa regente del año: Casa IX (9)
  ➢ La piedra: el Jaspe (en sus variantes violáceas, grises y verdes. Nunca las rojas).
   ➢ El metal: estaño
   ➢ El color: violeta. 


Elementario para el 2017: 

    ✓ Tierra: 5 %
    ✓ Agua: 54 %
    ✓ Fuego: 25 %
    ✓ Aire: 16 %


Energía para el año: predominantemente Ying (femenina),  dominante 3er cuadrante y escaso o nulo el resto.


Predicción astrológica anual:
Piscis, los últimos que algún día serán los primeros.

Es el signo de la trascendencia, el signo del Verbo-creador, el de la vida espiritual. Gente magnífica cuando es desinteresada, terrible frente a la renuncia de su ser y de su identidad cósmica.

Bondad, espiritualidad, misticismo, sensibilidad y calidez es lo que los caracteriza. Quieren ser salvados y salvar a otros.
Piscis es la mente universal, la conexión entre todo lo creado, es la conciencia cósmica en los cielos y en la tierra la conciencia de que todos somos uno en algún punto.

Nuestros ícteos amigos son la clave del sacrificio para la redención, son el anuncio en los cielos de la resurrección. No son la resurrección en sí misma sino el paso previo, son todo lo que a ella lleva.

Ellos tienen por casa natural a la doceava morada, y este año se afincarán en la ígnea casa IX (9).

La casa XII (12) es la casa del omega, del fin, de la realización y del destino.
Es morada de la fluidez espiritual, de la naturalidad de lo trascendente

Representa el plano psíquico, la intuición y el inconsciente colectivo. Es la casa del mundo místico.
Se suele asociar a reclusiones prolongadas en el tiempo ya sean fruto de enfermedades crónicas, encierros o retiros.

En sus bajas aspectaciones es la casa del enemigo oculto, de las debilidades y de lo desconocido: propio y ajeno. Cuando estas son conscientes, surgen los miedos, complejos e inseguridades.

Bien aspectada nos habla de las potencialidades ocultas o desconocidas.


La casa IX es la casa de la revelación, de las Ciencias Sagradas, de lo lejano y de las alturas celestiales. También es morada de los estudios superiores, la filosofía y la religión (también la espiritualidad)
Casa de placeres corporales y espirituales, de la mente abstracta (no de los sueños), de los ideales superiores y de la comprensión.
En su máxima expresión es la Casa del Maestro y de la transmisión del conocimiento.
En su expresión más degradada alberga a los moradores de las bacanales más mundanas. 


La casa 12 y la casa 9 parecen afines, ya que ambas son regidas por Júpiter, ambas son casas de lo místico y de lo trascendente, pero no es así. La casa 9 es ígnea, un fuego quemante, pasional y activo. La casa 12 es acuosa, pasiva y sumisa. 

En la casa 9 se da la ciencia de la Trascendencia, su enseñanza y revelación pero la 12 es la praxis del sacrificio, es misticismo en soledad por el bien común.

Los piscianos se verán presionados a aprender el camino a seguir y no lanzarse a sus impulsos. Esos impulsos no serán sacrificios sino actitudes camicaces, ya que en este año tan acuoso se verá afectado su psiquismo, creyendo ser quijotes en lucha contra molinos de viento, que no son otros que sus propios demonios. 

La novena morada traerá al maestro que necesitan para seguir adelante, será el fuego que seque todo el húmedo radical que los astros aportan este año.

Mercurio hará nupcias con el Sol para llenarlos de lucidez mental y así percatarse de su realidad. 

Júpiter saldrá en defensa de su protegido desde la casa 6 dónde menguará el terrible ascendente en esa morada, que es su apuesto. (Piscis no tendrá fuerzas para soportar la neurosis de Géminis, natural de la casa 6)

Marte (desde sagitario) otorgará la fortaleza para enfrentar un año como el que se les viene a los peces astrales, podrán verbalizar claramente lo que necesitan y pedir auxilio cuando lo requieran.

Venus en conjunción con Neptuno (planeta muy afín a los piscianos), traerán una gran exacerbación de la naturaleza pisciana: compasión por todo lo creado,  bondad y ternura. Esta unión traerá la necesidad de practicar un arte como medio de expresión del alma.

La Luna en conjunción con Quirón, desde las tierras arianas, traerán traumas del pasado, sobre todo en relación con lo materno. Pero no todo es terrible en esta conjunción ya que les dará fuerzas para luchar por las necesidades del otro sin arriesgar su estabilidad.

El Punto de Fortuna se dará en la segunda casa bajo los atributos de cáncer y opuesto a Saturno y la luna negra. Este año requiere mayor cuidado que otros años, ya que la fortuna anida en la superación de los propios conflictos y traumas preexistentes. Sin dicha superación no se logrará el bien común, tan deseado por los piscianos.



Tránsitos: 

Visitantes directos de Piscis:

Marte: del 4 de junio al 19 de julio y del 9 de diciembre del 2017 al 25 de enero del 2018 (en este caso desde Sagitario). Traerá fortaleza y recuperación física. Resolución de problemas laborales.

Mercurio: del 25 de febrero al 12 de marzo del 2017 y del 18 de febrero al 5 de marzo del 2018. Mejoras en el ámbito familiar y económico en estos lapsos. Época de viajes. 

Sol del 18 de febrero al 17 de marzo del 2018. Recibirán la iluminación que requieren para resolver problemas complejos.

Venus del 3 al 27 de abril del 2017 y 10 de febrero al 5 de marzo del 2018. Lapso ideal para mostrar su valía y creatividad. Fuerzas renovadas. Explosión sensual y sexual. 



Posiciones benéficas: 

Saturno en Capricornio a partir del 19 de diciembre de 2017. Largo periodo de bienestar y crecimiento. Cambios fructíferos.

Neptuno será huésped de piscis todo el año, lugar desde donde lo apoyará. Época de gran crecimiento espiritual, contrarrestará el exceso de agua aportando algo de estabilidad psíquica.

Júpiter acompañará la bonanza de piscis desde el 10 de octubre en adelante, aún con mayor potencia.

Plutón amplificará la época de creatividad. Novedades magníficas en lo afectivo.

Saturno a partir del 20 de diciembre del corriente. Mejora del ánimo y las relaciones sociales

Posiciones neutras:
Urano se mantendrá neutro desde Aries.
Júpiter neutro hasta el 10 de octubre.

Posiciones negativas:
Saturno hasta el 19 de diciembre del corriente. Cuiden el dinero y las inversiones.


Especial atención: lunación negativa el 17 de marzo del 2018, riesgos imprevistos. Cuidado con lo ígneo, lo acuoso y la velocidad. 


La Refección cósmica
Su elementario se encuentra carente de tierra y de aire, posee algo de fuego y mucha agua, demasiada agua. Pensamientos, emociones, todo a flor de piel y a punto de desbordarse.
Requerirán tierra para que absorba ese líquido. La calidad de tierra fértil debe ser la de un buen humus, ese que conduce inevitablemente a la humildad.
De la tierra que hablamos es de esa tierra que fue abonada con la enseñanza y el esfuerzo, con la Palabra Sagrada y la multiplicidad de todo lo creado.
También necesitarán aire para que los pensamientos no se enrancien y se puedan ventilar, aires nuevos y la Palabra del Maestro, siempre ígnea.



La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: este signo posee un anclaje en el claustro de Familia y salud, el de Júpiter, pero también es multilocatario. Lo influencian los claustros del lado derecho del Feng Shui Sagrado, o sea, las áreas de Riquezas y de Conocimiento (Sol y Saturno), según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista). El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (venus-luna). 
Para empatizar con el año que les toca vivir deben unirse al claustro lunar, reforzarlo y armonizarlo porque allí reside la Guía que requieren. La  Madre Lunar, en su morada los guiará.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista 

20 de junio de 2017
La Témpora y el solsticio


Queridos lectores, hoy quería escribir sobre este instante astral donde el cosmos define el devenir del próximo semestre, ese al que llamamos Solsticio y los iniciados llaman Témpora. Estos momentos operan como bisagras entre las realidades formándose verdaderos “umbrales”. 
Un umbral es un punto de inflexión, un instante donde no es la realidad de la que se parte, ni la realidad que se manifiesta, es un punto de anulación y de potenciación al mismo tiempo. De hecho Solsticio significa literalmente “Sol quieto” del latín “Solstitium” (Sol sistere), esta quietud, que la Ciencia inquisitoria llama “aparente”, es una detención espacio-temporal en que el astro Sol detiene su andar para situarse fuera del plano físico y anclarse entre realidades.
Los antiguos fenicios fueron los primeros en escribir y detallar este fenómeno, mas no fueron los primeros en conocerlo ya que se sabía desde antiguo por revelación dentro de la tradición oral. Este fenómeno mistérico y profundamente esotérico llega a nosotros como vago recuerdo de una verdad plena y grandiosa. Hoy en día sólo los iniciados pueden darle operatividad a este saber milenario. En la Argentina, me he enterado recientemente, que la Escuela Mística-Astrológica del Padre de los Cielos desarrolla estas cuestiones con sus discípulos.
El año pasado tratamos el tema de  “La gran cruz cósmica”, y decíamos sobre ella lo siguiente: “criatura extraña y atípica que se manifiesta en los Cielos cuando se da una doble oposición de planetas que forman entre cada uno de ellos cuadraturas (cuadraturas encadenadas) generando así, una doble oposición cruzada”. Por ello los invito a leer nuestro artículo completo del año 2016.





Cruz cósmica

Este año se darán cruces cósmicas, triángulos astrales, hemi-cruces, sellos y demás figuras cósmicas. Todo revuelto y al mismo tiempo.





No voy a entrar en la interpretación y explicación de los armónicos que generan las superposiciones de estas figuras ni de las cualidades que le otorgan los planetas que las componen, pero sí detallaremos la acción e influencias conjuntas.
La cruz cósmica posee la cualidad de anclar en signos que poseen un misma naturaleza o modalidad (fijos, cardinales o mutables), en este caso anida en los cardinales. 
Los signos cardinales poseen dos cualidades que los definen: iniciativa y acción. La puerta que abren estos signos es: movilizante, redireccionante, orientativa, e iniciática, es una puerta-umbral que no admite el mirar hacia atrás, es el re-inicio. Lo cual se ve apoyado por el ascendente en Aries, el signo del alfa, el del inicio.
Es la puerta del comienzo de los tiempos, de lo nuevo, del devenir, del cambio. Es una puerta adrenalínica, que da fuerzas para emprender lo nuevo. 
Me resisto a ser auto-referencial pero esto apoya lo escrito para el inicio del año astral, ¿Recuerdan? Los invito a ver nuestro artículo del equinoccio de otoño para mayor ilustración.
No puedo más que entregarme al entramado cósmico del tejido celeste que insiste e impone el camino a seguir.


Los tiempos y la esfera celeste

El solsticio se dará a las 4:25 hs GMT (o sea 1:25 hs de la Argentina) el día 21 de Junio. La noche más larga, la mayor oscuridad a la espera del nuevo Sol que crecerá desde Cáncer hasta plenificarse en Capricornio.
En este momento el Sol se detiene para renacer con un nuevo fuego, una nueva luz, un nuevo sentido. Los pueblos antiguos lo celebraron en las festividades de: Inti Raymi (del pueblo Inca), el We Tripantu (del pueblo Mapuche), el Willkakuti (el año nuevo amazónico-andino, Aymara), entre otros.
Este año, en especial, tendrá mayor fuerza que nunca el sentido esotérico de estas fiestas debido a la aspectación que la rueda celeste otorga.

El Umbral 

El umbral es una criatura, real, concreta y potente.
Es un portal entre realidades, tal como enseña El Gran Rabí del Sur del mundo.
Al cruzar este umbral sentiremos: fuerza, potencia, ganas de hacer y una gran energía mental. Todo será dinámico.
El peligro de esta época es el la multiplicidad, no cómo la vivida el año pasado (atados a lo sensorial), sino más bien en cuanto a la idea del hacer. Debemos entregarnos a aquello que es de un orden superior, eso que es bien común y resistirnos a la miserable conmiseración del ego. Un camino, una vida, un sentido.
Todo lo nuevo está por nacer de las manos de la Madre primigenia que mora en el signo de Cáncer, la buena Luna, la luz plateada del amparo divino. Este amparo que se gesta bajo el sol en conjunción con mercurio dinamiza aún más el portal de lo nuevo, permite ser explicado y verbalizado.
Las energías femeninas de la creación (Ying cósmico) están gestando lo nuevo, aún en el plano mental, aún en los sueños. No precisamente en la pasividad sino más bien, en una plena actividad, como veremos más adelante.
Pronto, con la luna nueva en Cáncer este portal se verá potenciado, (hacia el 24 de junio) y con un Neptuno (siempre acuoso) trayendo a las emociones a flor de piel.
Luna, Venus y el Punto de Fortuna en conjunción. Hacen nupcias lo femenino del plano astral en la viril casa número 2 de Tauro, de la cual es regente natural. Lo social, lo aglutinante y el bien común hacen nupcias con la concretante y material segunda casa. Si mis escritos fueran más orientales (del tipo I-Ching) diría que “Con lo poco se realiza el todo”, eso sintetiza este trío femenino en Tauro.
La sombra de la luna negra se asoma desde las tierras de Sagitario asechando para generar y engrandecer el miedo visceral a la intrascendencia, al olvido y a la negación. No puedo ahondar en la acción de esta criatura estelar ya que estas humildes líneas no son un tratado de demonología, ni pretende serlo. 

Conclusión

Es un tiempo para volver a empezar y para emprender lo nuevo que otorgará el goce de lo eterno en aquello que es trascendente.
Estaremos tentados a explorar los mundos del ego para hacer frente a la sombra del olvido pero el alma clamará, en sintonía con el Cosmos, ser parte de ese “eterno” que se vislumbra en el horizonte del verdadero ser. 
Aquí nuestro gran aliado y verdugo será el padre tiempo, el mismísimo Cronos (Saturno), que nos enseña desde el sabio Sagitario a mantenernos firmes en el camino a pesar del trabajo y el empeño que requiera el camino que seguimos.


Sigamos nuestro camino sin distracción, ya que las luces del cosmos guían, pero no olvidemos las señales de peligro que los astros nos revelan, para así poder sobrevivir a la travesía por venir.

Gabo Abad. Astrólogo y Futurista.


Extracto del Breviario
alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo:Acuario (21 de enero al 20 de febrero)


Reseña místico-zodiacal: 
Ø Elemento regente: El aire de Altura. – Criatura: La nube (no la que produce el rayo).
Ø Planeta regente: Saturno – en el aspecto:Reinante.
Ø Cualidad:Fijo
Ø Polaridad: masculina (Yang).
Ø Casa regente natural: CasaXI (11)
Ø Casa regente del año: Casa IV (4)
Ø La piedra:Zafiro (en sus variantes azules oscuras, claras y aún las amarillas).
Ø El metal:el plomo (en menor medida el aluminio o el platino)
Ø El color:azul, índigo (a veces amarillo)


Elementario para el 2017: 

ü Tierra: 14 %
ü Agua: 41 %
ü Fuego: 0 %
ü Aire: 45 %


Energía para el año: predominantemente Ying (femenina),  abundante el 1er. y 2do cuadrante, ausentes3ro y 4to.


Predicción astrológica anual:
Acuario, gente plenamente saturnal, densa en su psiquismo y plena en su vida social. 
Hace poco contamos la historia de “Acuario” (Ganímedes, Acuario y Zeus 29-01-2017), el aguador de los Dioses, el copero de Zeus, su amado amante que fue elevado a los cielos para ser protegido de los celos de su esposa Hera.

Los acuarianos son los “hippies anárquicos” del zodíaco, a pesar de tener como regente a Saturno (el gran ordenador), ya que su Saturno es previo a su descenso, es joven y aún dominante. 
La propia verdad los excede, aman la libertad, la individualidad (dentro de la sociedad a la cual necesitan para ser reconocidos). Odian las rutinas aunque aman sus pequeños rituales diarios en que se sumergen en un profundo y denso mundo, muy propio y seguro.
Se relacionan con todo y con todos, sin llegar a comprometerse más de lo que sus fuerzas (o interés) lo demanden.
Como signo de aire que es posee una agilidad mental increíblemente grande, manifestando siempre una perspectiva nueva sobre lo existente.

Son gente hermosa, bella y de gran capacidad estética, aunque estas son cualidades producto de la lógica y de la razón más que de la intuición y los sentimientos, por ello son algo frías (como en Saturno).


Ellos tienen por casa natural a la onceava morada, y este año pasearán por la casa IV (4).

La casa XI (11) es una casa netamente social. Ella contiene: amigos, proyectos comunitarios y el trabajo en equipo.
Es la creatividad expresada en un plano social y de bien común.
Es la morada de los sueños, ideales, utopías y esperanzas grupales. Es la plenificación de lo social.

La casa IV es la morada de la madre primigenia, del origen, es la Luna en su aspecto maternal y está construida del material de los sueños. Es la familia, su guarda y protección, es el útero cósmico (no en cuanto a la gestación sino a la criatura ya nacida). Es la herencia en cuanto a historia familiar y personal. Es el inconsciente.

El ego y la autoestima de los acuarianos estarán en su mayor expresión ya que inician su año en la casa IV (4) en conjunción con Venus y el Sol. Hay una marcada tendencia al narcisismo y a la vanidad en este ciclo cósmico que le toca vivir.

Si bien no podemos decir que Urano sea regente de este signo (ya que no forma parte de los siete planetas regentes de lo creado), posee una marcada influencia en este signo. Urano en cuadratura a su sol muestra una rebeldía inusitada aún para los acuarianos, rebeldía porque “Sí”. Desafían a la autoridad porque no pueden entender que alguien posea dominio sobre ellos fuera de ellos mismos.

La cuarta casa los dotará de una guía nueva, hecha a su medida. Poseerán una intuición especial para mirar de dónde vienen para vislumbrar a dónde van. Vivirán un cierto ensimismamiento auto-contemplativo que les permitirá conocerse mejor.
Ese ensimismamiento se manifestará en ocasiones como una cierta abulia, o más bien como una inercia existencial ligeramente opiácea. Esas ocasiones se extenderán y tomarán todo el ser en la medida que se aíslen y pierdan relación con la realidad.

El punto de fortuna se dará en la doceava casa bajo los campos de Virgo.
Virgo tiñe al punto de fortuna de servicio social y espiritual. Les otorgará algo “por qué” luchar. La doceava casa es una casa disolutoria, de conclusión, es un final para renacer (les recomiendo leer nuestro artículo del año por venir del 2017).
Sabrán que su felicidad está en relación al orden y al contenido de su realidad. Será una época materialista y poco espiritual, aunque en la riqueza de esa espiritualidad reside la salida de todos sus conflictos. 

Han vivido una vida de apego y hoy sienten nostalgia de lo que fue, la casa 12 viene a cambiar esa situación otorgargándoles la conciencia de un nuevo comienzo.

Será un año “a lo sagitariano”, buscarán conocimiento y lo acumularán.
Discutirán y se sentirán por sobre el pensamiento de los demás, ya que vuestro ascendente del año, la casa 1, Marte y Júpiter anidarán en Escorpio. ¡Ojo con envenenarse la mente!
Déjense seducir por aquello de misterioso y oculto que tiene la creación y que busca ser descubierto.


Tránsitos: 

Visitantes directos de Acuario:
Marte: del 10 de marzo al10 de abril del 2017. Traerá riesgos en lo laboral y accidentes, su acción se verá también a fines de julio y en todo agosto.Cuidado con las pulsiones salvajes durante esta estancia marcial. La vuelta de Marte del 23 de octubre al 8 de diciembre traerá salud y beneficios laborales.
Mercurio: del 31 de enero al 17 de febrero del 2018. Potenciará al Sol y a Venus en sus acciones (cómo veremos más adelante) y traerá bonanza económica. 
Sol del 20 de enero al 18 de febrero del 2018. Época de gran brillo personal y de memorables viajes.
Venus del 18 de enero al 9 de marzo del 2018. Época de gran magnetismo, intimidad amorosa, de libre expresión artística y gran bienestar. Época para resolver dilemas afectivos y para comenzar nuevas relaciones. 


Posiciones benéficas: 
Saturno permitirá explorar las profundidades del alma y una nueva filosofía de vida.
Júpiter acompañará la bonanza desde libra a partir del enero hasta el 9 de octubre.
Urano desde Aries ayudará a entender a la familia, llenándolos de alegrías y sorpresas.

Posiciones negativas:
Júpiter entrará el 10 de octubre en Escorpio, cuidado con las malas influencias.

Posiciones neutras:
Neptuno y Plutónpermanecerán neutrales.



La Refección cósmica
Los acuarianos enfrentarán un año carente de fuego. La pasión será escasa, muy pocas cosas los movilizarán. Preferirán momentos de cierto confort para “pasar el rato” que salir al mundo.

Necesitarán grandes dosis de fuego, pasión, sanguineidad y abrazarse a la brasa ardiente del tesoro que mora en sus corazones.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista®), es el área de la profesión y el trabajo (área Mercurio-Saturnal). El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el del amor (Venus), aunque podría matizarse de Sol (área de la riqueza). Para no abandonarse, para poder persistir y para ver una luz en medio de tanta grisura... Fuego y más fuego.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad . Astrólogo y Futurista 




Extracto del Breviario
alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF
 del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)

Signo: Capricornio (22 de diciembre al 21 de enero)

Reseña místico-zodiacal: 
ØElemento regente: La tierra profunda. – Criatura: La Gruta (a veces las cavernas).
ØPlaneta regente: Saturno – en el aspecto: Regente y ordenador.
ØCualidad: Cardinal
ØPolaridad: femenina (Ying).
ØCasa regente natural: Casa X (10)
ØCasa regente del año: Casa IX (9)
ØLa piedra: el ágata (en sus tonos más oscuros, preferentemente azules, negros y en especial el gris plomo).
ØEl metal: plomo
ØEl color: gris oscuro casi negro (a veces azul muy oscuro)


Elementario para el 2017: 

üTierra: 33 %
üAgua: 17 %
üFuego: 35 %
üAire: 15 %

Energía para el año: equilibrado, ligeramente Ying (femenina),  dominante el 3er cuadrante y ausentes 1ro y 2to, escasísimo el 4to cuadrante.



Predicción astrológica anual:
Capricornio, Mitad cabra mitad pez, signo de la irrupción de lo Divino en el mundo social. Es la unión de la tierra y del agua.

Muchos confunden el origen de este signo. La constelación del caprino cósmico, nace en honor a la nodriza de leche de Zeus, la ninfa Amaltea (que poseía un cuerpo de cabra), y en honor a los servicios del semidiós Pan, durante las batallas contra Typhón, hijo menor de Gea y Tártaro.

Si bien es un signo imbuido profundamente por su regente Saturno, regente del tiempo y padre de dioses, es un Saturno social, el que luego de ser vencido por Zeus (Júpiter), es cobijado por Jano entre los hombres. Es ese Saturno que ordena y regla a las sociedades. Es el dios antiguo que aún derrotado sigue adelante.

En Capricornio rigen dos fuerzas contrapuestas: la material y la espiritual, lo burdo y lo sutil. Esta polaridad los vuelve puente de realidades cuando están bien aspectados, mas cuando son declinantes se tornan egocéntricos, fijos, dictatoriales y maquiavélicos.

Gente preciosa que es capaz de grandes gestas. Persistentes, pacientes y constantes. Son capaces de conseguirlo todo por voluntad y esfuerzo, aún a riesgo de la propia salud o bienestar.

Los caprinos tienen por casa natural a la décima morada, y este año se afincarán en la expansiva y fogosa casa IX (9).

La casa X es una casa térrea, fría e implacable. Es la morada del objetivo en la vida, de la tarea cumplida y de los horizontes.
Es la casa de la vocación, la voluntad, la perseverancia. Es también el ámbito natural de las personas de autoridad y poder. Manifiesta nuestra forma de relacionarnos con ese superior y con la autoridad en general. 

La casa IX es la casa de la revelación, de las Ciencias Sagradas, de lo lejano y de las alturas celestiales. También es morada de los estudios superiores, la filosofía y la religión (también la espiritualidad)
Casa de placeres corporales y espirituales, de la mente abstracta (no de los sueños), de los ideales superiores y de la comprensión.
En su máxima expresión es la Casa del Maestro y de la trasmisión del conocimiento.
En su expresión más degradada alberga a los moradores de las bacanales más mundanas. 

Ambas casas son sociales y complementarias. Esta conjunción de la casa IX con el Sol de Capricornio es una usina de vida nueva, es el renuevo del Saturno envejecido. Es fuente de vida nueva. Es el maestro revelando la Regla, el Canon y un nuevo orden.
Este es un año en dónde la regla que nos ata, nos libera. Es época para ponerse metas y pautas, y cumplirlas.

Cáncer es el opuesto a Capricornio. Mientras que el primero expresa la onírica posibilidad del ser, Capricornio la materializa en la sociedad. Capricornio cristaliza los sueños, los vuelve cuerpo.


¿Cómo comienzan su época astral?

Con un Stellium, configuración celeste muy especial (en la que pueden profundizar en nuestros artículos anteriores), Regida por Saturno y compuesta por: Saturno mismo, el Sol, Mercurio y la luna negra.

Saturno teñirá esta fuerte tétrada planetaria de su poder ritual: hará que el ego se tiña de severidad y frialdad. Los Capricornianos sentirán un cierto temor a la pérdida y tendrán sensación de estar en inferioridad de condiciones frente al entorno.
Nada estará a la altura requerida, todo será poco.

Época de mucha perseverancia, paciencia y austeridad.
Venus dotará al Stellium de una pasión abrasadora cercana al fundamentalismo.
Y no nos olvidemos de la Luna negra, la mala madre. Influirá generando fantasmas y terrores alrededor de los nativos de este signo, aumentará la paranoia y el miedo a perder lo logrado (sobre todo en el aspecto material). Es la misma que enferma al cuerpo y al pensamiento.

Época en la que la toma de decisiones debe ser muy meditada y sólo concretadas luego de haber analizado todos los hechos y posibilidades.

Es interesante que el punto de fortuna se encuentre en la segunda casa que anida en su signo natural, Tauro. Esto significa que si se está centrado, en paz y calma, asido a la tierra Madre, la Tierra Santa, se impondrá la solución a los problemas con todos los recursos que se requieran.

Júpiter y Marte desde Escorpio se unirán para potenciar la pasión del hacer en el ahora, en el “ya mismo”. Esta particular asociación traerá fortaleza al pensamiento y fuego al corazón. Este maridaje es la anti procastinación (no dejar para después). 

Mercurio en Sagitario y en casa IX, otorga lucidez, rapidez y un fluir incontrolable para el obrar en lo espiritual, en eso que innegablemente es trascendente. 

Con la Luna en la décima Casa y desde Acuario, el sexto sentido estará muy a flor de piel: afilado, punzante y certero. El llamado a cuidar de terceros, tanto en lo psíquico como en lo corporal, se impondrá. Año de muchos cambios de ánimo.


   
Tránsitos: 

Visitantes directos de Capricornio:

Marte: del 10 de marzo al 20 de abril, del 5 de septiembre al 22 de octubre y del 9 de diciembre del 2017 al 25 de enero del 2018. En estos lapsos, Marte, ayudará a mejorar de enfermedades y de lo psicofísico en general. Moderarse mucho en lo sexual, ya que habrá mucha energía para ello y podrá traer desbordes. 

Mercurio: del 21 de diciembre del 2017 al 10 de enero del 2018. Época fructífera en viajes y comercio. Triunfos en lo profesional y en las metas en las que se ha trabajado en el año.

Sol: del 22 de diciembre del 2017 al 21 de enero del 2018. Época de cierre y concreciones

Venus: del 25 de diciembre al 17 de enero del 2018. Este planeta será el ordenador de los sentimientos en este lapso y favorecerá las uniones.


Posiciones benéficas: 
Saturno: a partir del 19 de diciembre, funcionará como ordenador de su psiquis, salud y espíritu.

Posiciones neutras:
Saturno: en Sagitario hasta el 19 de diciembre.

Especial atención: en los primeros días de junio, ya que la salud podría verse comprometida. Al igual que con la lunación del 24 de junio.


La Refección cósmica
Año de polaridad, de toma de conciencia de la propia limitación y de la vastedad del horizonte que se plantea. Es muy difícil que los capricornianos se sientan satisfechos en este ciclo. Mucha preocupación y mucha dedicación serán necesarios para mantener el “Status Quo”.

Su elementario se encuentra en un relativo equilibrio aunque favorece la polaridad ante dicha. Requerirán de aire y agua para poder fluir por las exigencias que le plantea este año.



La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de Saturno, el del tiempo, el del saber y el del conocimiento. El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (venus-luna). 
Este año deberá tomarse de la fuerza que el año otorga, de esa Madre total, la Todo, que une a un Venus perfecto y a una Luna resplandeciente y brillante. No hay que temer, sólo dejarse llevar y fluir. Todo lo que requieran, toda la verdad y todo lo que los nutra, se les impondrá en su camino. La buena Madre mantendrá a la luna negra a raya, tomen su mano. Es cierto que deberán abrevar en el castro exorcístico de los ángeles Tronos (área de la riqueza) para que el psiquismo espectral no nos gane la batalla antes de librarla.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista 




Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)

Signo:Sagitario (22 de noviembre al 21 de diciembre)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El fuego de las alturas. – Criatura: La Columna de Fuego.
Planeta regente: Júpiter – en el aspecto: Reinante y vencedor.
Cualidad: Mutable (y doble)
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: CasaIX (9)
Casa regente del año: Casa IV (4)
La piedra: la esmeralda (o su hermana más humilde pero igual en potencia, la gema aguamarina).
El metal: estaño
El color: azul (también el índigo y a veces los más influidos por Marte el color morado)

Elementario para el 2017: 

Tierra: 26 %
Agua: 16 %
Fuego: 49 %
Aire: 9 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Yang (masculina),  abundante 1ery 2do. cuadrante y ausentes 3ro y 4to.

Predicción astrológica anual:
¡Ah Sagitario! Esto va a ser muy difícil. Hay una mirada clavada por sobre mis hombros, ¡si él!, mi asistente, que ya me dijo que discrepa de varios ítems de mi interpretación de este noble signo. Pero bueno, seamos profesionales y vayamos a la tarea.

Sagitario, el centauro Kirón (o Quirón), fue elevado a los Cielos en reconocimiento al mérito, no sólo por sus grandes capacidades como médico, farmacólogo y sabio en general sino por haberse contrapuesto a su naturaleza original: bestial y desenfrenada. Ambas naturalezas perviven en sus descendientes y en los nativos de este signo.

Suelen ser gente agradable, que necesita saberse amada. Son centros de su propio sistema solar.

Escudriñan el mundo con sus penetrantes ojos, ven a la distancia y hacia adentro de sí mismos, ven el pasado y el futuro, aunque a veces no ven lo que está pasando a su lado.

Maestros del estudio y del conocimiento, se transforman en un soporte de algo más grande y amplio que ellos mismos, cuando cuenta con la guía apropiada.
Idealistas quijoteanos, buscadores de justicia y propagadores de placeres. Aman lo creado por sentirse parte de ello, creen ciegamente en la esperanza y abrazan amorosamente a las causas justas (y se sienten abrasados por ellas).
Así como se invierte lo antedicho cuando se vuelven declinantes o se someten a la renuncia; en esos casos los aborda la ira, la lujuria y la gula.

Ellos tienen por casa natural a la novena morada, y este año se afincarán en la contenedora y acuosa casa IV (4).

La casa IV es la morada de la madre primigenia, del origen, es la Luna en su aspecto maternal y está construida del material de los sueños. Es la familia, su guarda y protección, es el útero cósmico (no en cuanto a la gestación que es venusina, sino a la criatura ya nacida). Es la herencia en cuanto a historia familiar y personal. Es el inconsciente.

La casa IX es la casa de la revelación, de las Ciencias Sagradas, de lo lejano y de las alturas celestiales. También es morada de los estudios superiores, la filosofía y la religión (también la espiritualidad)
Casa de placeres corporales y espirituales, de la mente abstracta (no de los sueños), de los ideales superiores y de la comprensión.
En su máxima expresión es la Casa del Maestro y de la trasmisión del conocimiento.
En su expresión más degradada alberga a los moradores de las bacanales más mundanas. 

Este es un año de re-inicio para los centauros cósmicos. Año en el que dejaron atrás los dolores de ser paridos, luego de sufrir horrores indescriptibles y una gran pérdida para poder salir a la Luz. Fueron expulsados de la plenitud paradisíaca del vientre materno al mundo real.
Hoy les toca crecer de la mano de la Cuarta Casa, que será su nodriza, los amamantará la Madre primigenia misma, la Luna guiará sus sueños y podrán rearmarse para seguir adelante.
Mucho de lo que ya no podían hacer, o habían abandonado, será retomado.

Géminis su opuesto es la expresión vital, Sagitario es el soporte de esa vida, es lo que mantiene fluyendo a la Creación toda. Esa esperanza fue retirada del mundo por un tiempo: hoy de mano de la Luna, vuelve.

Mercurio anidará en las propias tierras y en la quinta casa, dinamizará el amor a todo lo creado y en particular a lo romántico. Otorgará fuerza para seguir y seguir.

Júpiter y Venus desde Escorpio se unirán para potenciar este amor colosal que Sagitario requerirá para este nuevo ciclo. Esta particular asociación traerá fortaleza al pensamiento y fuego al corazón.

Marte (desde Libra) se encargará de alejar a aquellos que intentarán impedir los altos fines de Sagitario. Marte proveerá esos elementos indispensables para que los centauros disfruten de la vida como a ellos les gusta.

La Luna en la sexta Casa hará que las variaciones de ánimo repercutan en la salud de Sagitario. Una buena dieta y el control de los excesos menguarán esta mala influencia.

Saturno traerá la capacidad de decir libremente lo que se siente y se piensa, amorosamente pero de manera cruda. Madurará todo lo aprendido y lo hará crecer.

El Punto de Fortuna se dará en la onceaba casa bajo los atributos de géminis. Este año encontrará a Sagitario con una lucidez especial y allí residirá su fortuna. Animarse a todo para lograr las propias metas lo hará llenarse de fuerza. Buscará rodearse de todos aquellos que posean los mismos horizontes. La vida y lo que la soporta se unirán para poderlo todo.


Tránsitos: 

Visitantes directos de Escorpio:

Marte: del 26 de enero al 12 de marzo del 2018. Época de gran explosión, poder y riesgos. Moderarse mucho en todo. 

Mercurio: del 5 de noviembre del 2017al 10 de enero del 2018. Época de abundancia y justicia

Sol: del 22 de noviembre al 20 de diciembre del 2017. Muchas uniones amorosas y mercantiles

Venus: del 1 al 24 de diciembre. Plenitud amatoria, bienestar hogareño y seducción ilimitada.


Posiciones benéficas: 
Urano: desde Aries aportará fuerza y capacidad para vencer obstáculos.

Posiciones neutras:
Plutón: desde capricornio.

Posiciones negativas:
Neptuno: atacará al éxito y el prestigio de los sagitarianos más derrochones o disipados.

Especial atención: lunación negativa el 18 de diciembre, cuidado con los trastornos en general, y las pérdidas. 

La Refección cósmica
Antes que nada debo declarar que los sagitarianos no tienen arreglo, son incorregibles, son sagitarianamente sagitarianos y les gusta serlo. Su plenitud reside en descubrirse a sí mismos y ser ellos plenamente.

Dicho esto debo decir que luego de la época que han pasado, vivirán un tiempo de florecimiento. Este oasis no será eterno, deben disfrutarlo mientras dure.
Torpemente darán sus primeros pasos en el año con cuidado de no caerse, deben saber que siempre tendrán una mano que los guiará y sostendrá. Mamá Luna guiará sus pasos y traerá a sus mentes las memorias de lo que ya han aprendido y de lo que aún no conocen.

Su elementario se encuentra un tanto carente de todo salvo de fuego. Arden con frenesí y pasión. 
Si bien hay algo de tierra, requerirán de aire y agua para poder fluir en este hermoso año que les toca vivir.

La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de Júpiter, de la salud y la familia, de lo vivo y de lo creado.El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Este año deberá tomarse de la fuerza que el año otorga, de esa Madre total, la Todo, que une a un Venus perfecto y a una Luna resplandeciente y brillante. No hay que temer, sólo dejarse llevar y fluir. Todo lo que requieran, toda la verdad y todo lo que los nutra, se les impondrá en su camino. Sólo esfuércense por seguir andando.
Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista 






Extracto del Breviario alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)

Signo:Escorpio (22 de octubre al 21 de noviembre)

Reseña místico-zodiacal: 
➢Elemento regente: El agua madura. – Criatura: Las aguas subterráneas.
➢Planeta regente:Marte – en el aspecto:pasional y vengador.
➢Cualidad:Fijo
➢Polaridad:femenina (Ying).
➢Casa regente natural: CasaVIII (8)
➢Casa regente del año: Casa III (3)
➢La piedra:el Ónix (en sus variantes más rojas, debe evitarse el color negro).
➢El metal:hierro
➢El color:rojo sangre(rojo muy oscuro)


Elementario para el 2017: 

✓Tierra: 10 %
✓Agua: 34 %
✓Fuego: 37 %
✓Aire: 19 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Yang (masculina), abundante 1er cuadrante, escaso el2do y ausentes 3ro y 4to.


Predicción astrológica anual:
Siempre Escorpio ha sido un desafío para los astrólogos, que humildemente intentan interpretarlo y a la vez trazar un recorrido para su horóscopo desde lo astral.

Escorpio es el gran maestro de los venenos, siempre administrados por su enorme aguijón. Este gran aguijón pende sobre sus cabezas. Su pensamiento suele ser la primera víctima de sus punzantes ataques. Curativos en dosis homeopáticas. Prefieren mantener toda situación bajo control a cualquier costo y enloquecen cuando algo se escapa a ese control.

Maestros de lo oculto, lo misterioso y de lo que se considere tabú.
Amantes del poder, de la sexualidad exacerbada y de lo profundo del psiquismo. Poseen una gran capacidad para encontrar lo que es vulnerable en otro, ya sea para curarlo o para destruirlo, se aplique a: una persona, una cosa o una institución.

Gente maravillosa cuando defiende una causa justa. Poseen una gran capacidad de hacer, siempre de gran calidad.
Las escorpianas poseen una forma de maternalidad que es activa, firme y enriquecedora siempre. (no soy objetivo con este punto ya que una mano escorpiana mecía mi cuna). Los varones escorpianos no poseen este maravilloso rasgo tan marcado, aunque logran hacer que emerja cuando hacen nupcias con su lado femenino

Ellos tienen por casa natural a la octava morada, y este año se afincarán en la disociativa y aérea casa III (3).

La casa III es una casa dialéctica, móvil y de relaciones interpersonales cercanas (vecinos, familia, compañeros de trabajo etc.). Es una casa racional, curiosa, estudiosa y muy viajera. 

La casa VIII es la casa de la mortalidad, de lo perecedero y de la pérdida. También es morada de la regeneración, la transformación, lo oculto y la sexualidad (no del amor).
Casa de secretos, miedos, deseos profundos no revelados, de clandestinidad y de herencias.

El año 2016 aniquiló a los escorpianos, sobrevivieron (como siempre), ¿Pero a qué costo?
La tercera casa presionará a nuestros arácnidos amigos a mostrarse (situación potenciada por la estancia de Mercurio). Escorpio deberá ver cómo su intimidad es expuesta, sus más profundos e inconfesables pensamientos serán revelados. Sentirá morirse, se sentirá castrado y frustrado, indefenso frente a un mundo que no lo comprende y lo juzga.

Intentará evadirse tomando posiciones pseudo-racionales y aún llegará a alejarse haciendo algún licencioso viaje relámpago. Pero su lucidez estará a flor de piel, ni ellos mismos serán capaces de creer sus propias excusas.

Mercurio anidará en las propias tierras y en la tercera casa, con el efecto que ya hemos señalado más arriba. También traerá bonaza económica como veremos en los tránsitos.

Júpiter saldrá en defensa de su hijo marcial visitándolo en su propia estancia, generando una profunda necesidad de superarse a través de la sublimación de esas propias oscuridades que han salido a la luz.
El rey de los dioses traerá una gran abundancia de creatividad y la capacidad de catalizarlas para que sean plasmadas, cuestión que siempre le ha costado a los escorpiones.

Marte (desde Libra) sostiene la capacidad nata del escorpión de actuar con tacto (ya sea por naturaleza, por necesidad o por conveniencia).

Con Venus en Libra y desde la segunda casa se sobrestimará al poder del dinero y de lo económico. Venus y marte resonarán armónicamente, habrá chispas de deseo y necesitarán desesperadamente concretar sus metas amatorias (por prohibidas que sean).

La Luna en Sagitario hará ganar en espontaneidad y naturalidad.

El Punto de Fortuna se dará en la onceaba casa bajo los atributos de cáncer. Este año requiere de pluralidad para verse enriquecido y no estancarse en la propia visión. Necesita lo contrario a una corte de aplaudidores, requiere de un comité de cuestionadores seriales. Es cierto que les teme a estos últimos debido al año que ha pasado, pero sin estos no sería quien es hoy.




Tránsitos: 

Visitantes directos de Escorpio:

Marte: del 9 de diciembre del 2017 al 25 de enero del 2018. Movilizará lo anquilosado, traerá bienestar físico y económico.Viajes salvajes durante esta estancia marcial.

Mercurio: del 17 octubre al 4 de noviembre del 2017. Gran crecimiento financiero por la compraventa y por lo laboral. 

Sol: del 23 de octubre al 21 de noviembre. Revivirá al ánimo y dará un buen carácter, luego de una profunda concientización del propio ser. Aumento de ingresos desde una misma fuente.

Venus: del 7 al 30 de noviembre. Lapso ideal para las nuevas uniones y para el nacimiento de un nuevo amor.



Posiciones benéficas: 

Saturno: en capricornio a partir del 19 de diciembre de 2017. Largo periodo de bienestar y crecimiento. Cambios fructíferos.

Neptuno: apoyará a escorpio todo el año. Época de Gran inspiración.

Júpiter: acompañará la bonanza de escorpio desde el 10 de octubre en adelante, aún con mayor potencia.

Plutón: amplificará la época de bonanza material y profundizará la búsqueda espiritual y filosófica. Novedades magníficas en lo afectivo.

Posiciones neutras:
Urano se mantendrá neutro desde aries.
Saturno hasta el 18 de diciembre del corriente.

Especial atención: lunación negativa el 18 de noviembre, cuidado con las caídas y los golpes. Cuiden el cuerpo. 


La Refección cósmica
Aterrados por la exposición de su intimidad y por vorágine que se les impone, intentarán escapar (viajes, juegos, etc.).
Año para renunciar a la necesidad de controlarlo todo. Año que deberá ser celebrado desde la amplitud y la diversidad, lugar donde anida la verdadera felicidad de escorpio.

Su elementario se encuentra un tanto carente de tierra y la necesitarán de una buena calidad para así poder arraigar en ella y seguir adelante a paso firme. La calidad de tierra fértil debe ser la de un buen humus, ese que conduce inevitablemente a la humildad.
De la tierra que hablamos es de esa tierra que fue abonada con la enseñanza y el esfuerzo, con la Palabra Sagrada y la multiplicidad de todo lo creado.

La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de Marte, del yo trascendente, del uno indiviso. El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el del centro, principio de ese “uno” indiviso. La Tierra Madre, la Tierra Santa, El Descanso del Cielo. Para ceder a la Verdad en todas sus formas y renacer en la sublimación del uno con todo.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista