Extracto del Breviario
alquímico-astrológico 

Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Libra (22 de septiembre al 21 de octubre)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El aire de ascenso – Criatura: El vapor.
Planeta regente: Venus – en el aspecto: social y vincular.
Cualidad: Cardinal (y doble)
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: Casa VII (7)
Casa regente del año: Casa VII (7)
La piedra: Cornalina (en sus variantes más traslúcidas pero siempre manteniendo su color de base rojo, nunca la sarda que vira al marrón o al pardo).
El metal: cobre
El color: verde-azulado o azul verdoso (ambas naturalezas, la verde y la azul)


Elementario para el 2017: 

Tierra: 31 %
Agua: 32 %
Fuego: 16 %
Aire: 21 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Ying (femenina),  predominantemente 3er cuadrante, escasos 2do y 4to, primero ausente.


Predicción astrológica anual:
¡Oh Libra, cuánto de ti han hablado los colegas astrólogos, erigiéndote como la balanza cósmica de la justicia y el equilibro! Pero... hay que poder cuestionar esto.

Nuevamente citaremos y transcribiremos un párrafo que ilustra a nuestras balanzas astrales: “contrariamente a lo que la mayoría de los opinólogos dicen, Libra expresa un permanente desequilibrio, necesario para subsistir y crecer”.

Los librianos necesitan desesperadamente que algo los sacuda, los motive y lo saque de su pseudo equilibrio. Cuando esto ocurre y si lo saben aprovechar: crecen, relucen y se potencian. Brillan en todo su esplendor.


Ellos tienen por casa natural a la séptima morada, y este año se quedarán con ellos mismos, viendo al mundo pasar.

La casa VII es la casa de las asociaciones (casa del matrimonio, de las sociedades y de todo tipo de uniones materiales y espirituales). Asimismo es la casa de las separaciones y de las disoluciones. Casa diferenciadora, es una casa que se contrapone al “Yo Soy”, más bien se identifica con el “Tu Eres”.
Las personas y en especial las instituciones nacidas bajo esta casa y este signo, agrupan y nuclean, pero a la vez polarizan. Cuando el “Tú” no se espeja en el “Yo " dando un lugar preponderante al “Nosotros”, la crisis y la ruptura es inminente.

Libra anida en su casa natural. Lo que a Virgo beneficia, a Libra lo asfixia (ambos signos moran en sus castros naturales durante el 2017). Sólo tendrán en común la necesidad de purificación en psique, cuerpo y alma.

Libra clamará porque alguien patee el avispero y algo de emoción lo conmueva.

Con Mercurio anidando en Virgo y en la casa VII (7), será una época de relaciones un tanto superfluas, ya que se mimetiza para sociabilizar y ser aceptado, por ello no puede ahondar en las relaciones. Año de fluctuaciones afectivas.

Y aquí el nudo del tema, Júpiter anida en el territorio de Libra en casa VIII (8). Gran problema, ya que el Dios del Olimpo, quiere divertirse. Crecerá un deseo desbordante a tener relaciones sexuales en cantidad y variedad, y mejor si son riesgosas. La casa VIII es la casa del sexo y de la muerte. No deberá exponerse a relaciones peligrosas.

Marte (desde Virgo) apoya a las fuerzas disolutivas, busca separar más que unir.

Con Venus en Virgo y desde la sexta casa buscarán hacer su vida diaria bellamente y resistirán todo embate a su bello obrar con bastante virulencia.

El punto de fortuna se dará en la segunda casa bajo los campos de Aries. Este año Libra requiere de valores firmes, una buena raigambre que ancle ante tanta superficialidad para no perderse a la deriva. Por ello también se necesitará cierta autonomía económica y una libre disposición del tiempo (no podemos aclarar más este punto).


   
Tránsitos: 

Visitantes directos de Libra:

Marte: del 23 octubre al 8 de diciembre del 2017. Refuerzo de ánimo y de la personalidad. Cuidado con las pulsiones salvajes durante esta estancia marcial.

Mercurio: del 30 de septiembre al 16 de octubre. Época de bonanza económica, viajes y prosperidad. Gran lucidez. 

Sol del 22 de septiembre al 22 de octubre. Época de gran creatividad, pasión por lo mundano y de prestigio personal.

Venus del 14 de octubre al 6 de noviembre. Época para formalizar relaciones que valga la pena. 


Posiciones benéficas: 
Saturno en Sagitario, Salud y fuerza para realizar emprendimientos atípicos.
Neptuno desde Piscis apoyará a Libra todo el año. 
Júpiter acompañará la bonanza de Libra, pero con un muy bajo perfil.

Posiciones negativas:
Urano complicará la tendencia de este año de Libra al libertinaje y los excesos, a las relaciones peligrosas y a las situaciones problemáticas que impliquen a terceros.
Plutón amplificará las discusiones por cuestiones ideológicas, sobre todo las que involucren lo político partidario.


Posiciones neutras:
Neptuno permanecerá neutral.

Especial atención: lunación negativa el 19 de octubre, hay un gran riesgo de que aparezcan contratiempos y peligros.


La Refección cósmica
Los librianos necesitan salir de su zona de confort para crecer y lucirse ante su entorno. Estarán muy felices de permanecer en pantuflas y pijamas tirados en su sillón favorito. Pero es un año que requiere de cierto tropismo (movimiento) hacia “otro” que junto con su “yo” gesten un “nosotros”.
Año para abandonar definitivamente la paranoia y la autocompasión. 

Si bien su elementario está relativamente equilibrado, eso los desequilibra mucho por ello necesitan salir y recorrer el mundo, necesitan aire, nuevo aire. Ese tipo de aire que permite levantar el vuelo. El aire que da la palabra inspirada del Maestro, del Guía espiritual, del Rabí.
Aire que da el salir del caparazón para andar por la creación, viviendo eso “distinto” que nutre lo propio “igual”.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de la venusina pasión, del amor pero matizada con bienestar y familia. El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el saturnal: conocimiento y saber. Para no caer, para persistir y para ver sin artificios el mundo que los rodea.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista. 


Extracto del Breviario 
alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Virgo (22 de agosto al 21 de septiembre)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: La tierra resistente – Criatura: Bien aspectado: la corteza, mal aspectado: el caparazón.
Planeta regente: Mercurio – en el aspecto: vital y generador.
Cualidad: Mutable
Polaridad: femenina (Ying).
Casa regente natural: Casa VI (6)
Casa regente del año: Casa VI (6)
La piedra: Crisolito (en sus tonos más amarillentos, en especial la forsterita, también pueden ser las variedades más claras de peridoto y de olivino).
El metal: mercurio
El color: blanco (a veces amarillo, nunca dorado, ni plateado)


Elementario para el 2017: 

Tierra: 45 %
Agua: 25 %
Fuego: 25 %
Aire: 5 %


Energía para el año: equilibrado, ligeramente Ying (femenina),  predominantemente 2do cuadrante, escasos 3ro y 4to, primero ausente.


Predicción astrológica anual:
Mis queridos virginianos, ante todo es un año para aprovechar, no lo dejen pasar, ni permitan que este tiempo se les escurra entre los dedos. 

Dicho esto, podemos citarnos en un artículo anterior y decir: “Virgo es el signo del servicio, servicio que a veces se pone a disposición de un bien superior donde todo cobra sentido y se plenifica. No es casual que la Madre Primigenia naciera bajo esta constelación. 
Un mal Virgo, declinante y envejecido se pone al servicio del propio ego o del ego de un igual. Ego de por medio, se pierden los más elevados fines de Virgo, se manifiesta la traición a la verdad íntima del ser y de su devenir superador.”

Virgo es la tierra que se expresa reproduciéndose a sí misma, siempre vital y móvil.

Los virginianos tienen por casa natural a la sexta morada, y este año se quedarán muy cómodos en ella, felices en su zona de confort.

La casa VI expresa el día a día, la rutina, el servicio, las obligaciones,  deberes diarios y la subordinación.
También expresa el carácter de la relación entre subordinados, iguales y superiores. Esta morada está en relación directa a la salud y a la falta de ella en cuanto a lo crónico (no es su competencia lo agudo)

Virgo anida en su casa natural. Año salutífero, que deberá ser sostenido llevando una vida sana y en lo posible, con mucha purificación, ya que será una época de mucha exoneración.

Con mercurio anidando en Virgo y en la casa VI (6), será una época de descubrimiento de la propia esencia, de ese “yo” que requiere estar sirviendo a un “Ese” trascendente.

¿Y quién es Ese? 

Para aquellos que puedan responder a esta pregunta, encontrarán los Cielos abiertos y un manantial inagotable de virtudes y gracias. Y para aquellos que no puedan responderla,  necesitarán a “Otro” que guíe, Un Maestro en el sentido espiritual del término, para arar el terreno que aún se halla en estado salvaje. Todo este crecimiento (interior y exterior) será protegido y auspiciado por Júpiter desde Libra. Saturno desde Sagitario aportará el bagaje técnico espiritual que será necesario.

Marte (desde Leo) les otorgará la fuerza y la presencia necesaria para andar el camino que este año propone.

Con Venus en cáncer podrán expresar de manera cálida y franca lo que necesitan y sienten.


   
Tránsitos: 

Visitantes directos de Virgo:

Marte: del 5 de septiembre al 22 de octubre del 2017. Refuerzo de ánimo y del estado físico. Fortalecerá a la familia, a lo laboral y a las metas personales. Mejora el bienestar en general.

Mercurio: del 25 de julio al 30 de agosto y del 10 al 29 de septiembre. Época de bonanza económica y de estímulo intelectual. Época de viajes y prosperidad. Gran lucidez. 

Sol del 22 de agosto al 21 de septiembre. Reforzará su salud, carisma y  el bienestar familiar y hogareño.

Venus del 20 de septiembre al 3 de octubre. Mayor magnetismo personal. 


Posiciones benéficas: 
Júpiter será muy benéfico a partir del 10 de octubre. Época para desarrollar proyectos personales

Neptuno desde Piscis apoyará a Virgo todo el año. Plutón hará lo propio.

Posiciones negativas:
Saturno en Júpiter complicará los meses de mayo, junio y septiembre, pero no será nada grave, sólo contratiempos.

Posiciones neutras:
Urano permanecerá neutral.

Especial atención: lunación negativa el 20 de septiembre, hay un gran riesgo de que aparezcan contratiempos, escándalos y desacuerdos públicos.


La Refección cósmica
Los virginianos requieren encontrarse a sí mismos. Tal vez necesitarán un nuevo marco de referencia, un nuevo lugar, un nuevo entorno y una gran guía. 

Necesitan aire, nuevo aire. Ese tipo de aire que permite levantar el vuelo. El aire que da la palabra inspirada del Maestro, del Guía espiritual, del Rabí.
Aire que da el salir del caparazón para andar por la creación, aprendiendo y dejándose aprehender por la Verdad.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de la carrera profesional y el trabajo pero matizada con personas útiles y serviciales. El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el del saturnal: conocimiento y saber.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista. 


Extracto del Breviario 
alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Leo (22 de julio al 21 de Agosto)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El fuego mundano y maduro – Criatura: La antorcha.
Planeta regente: el sol – en el aspecto: Centro radiante.
Cualidad: Fijo
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: Casa V (5)
Casa regente del año: Casa X (10).
La piedra: Berilo (Sólo en los tonos de rojo –Bixbita- y  amarillo-oro –heliodoro-).
El metal: oro
El color: rojo (a veces naranja y dorado)


Elementario para el 2017: 

Tierra: 0 %
Agua: 42 %
Fuego: 44 %
Aire: 16 %


Energía para el año: excesivamente Yang (masculina),  predominantemente 4to cuadrante, escasos 1ro y 3ro, segundo ausente.


Predicción astrológica anual:
Los leoninos son la plena expresión de sí mismos, centros radiantes, heroicos, expresivos, creativos, activos. Les gusta ser el centro de atención y que los demás disfruten de su esplendor.
Es una energía apasionada, ni tan arrebatada como la de Aries, ni tan madura como la de Sagitario.
Los leoninos son pasionales, afectuosos, tiernos y cálidos.

En su forma declinante son egocéntricos, tiránicos, autorreferenciales y capaces de un fino obrar para concretar una venganza. Las formas más declinantes, bordeando la renuncia a sí mismos, llevan a la pérdida de gratitud.

Los leones tienen por casa natural a la flamígera quinta casa, pero este año se hospedarán en la térrea y fría casa diez.

La casa V es una casa extraña, difícil de delinear ya que, aunque es plenamente solar, alberga algunas características lunares. Una de estas características es la creatividad que se torna, en esta morada, proactiva y actuante. Es un hacer constante, un fenómeno de autoexpresión pleno.

Es la Casa del encanto, del flirteo, del juego de la seducción y de los romances (sobre todo los explosivos). Es la morada de la descendencia (tal como los hijos o las Obras) y del renombre personal. Es la casa del Ego.

La casa X es una casa térrea, fría e implacable (cualidades opuestas al león, sobretodo en este año que carece de tierra en su elementario). Es la morada del objetivo en la vida, de la tarea cumplida y de los horizontes.
Es la casa de la vocación, la voluntad, la perseverancia.  Es también el ámbito natural de las personas de autoridad y poder. Manifiesta nuestra forma de relacionarnos con ese superior y con la autoridad en general.

Leo hace, se mueve, crea en cada movimiento por ello su morada es la quinta casa. Toda esta naturaleza se ve contravenida por las condiciones de esta época cosmológica. El autárquico felino deberá bajar su cabeza y aprender a acatar órdenes, año de sumisión para poder realizarse y seguir adelante. 
Los leoninos están acostumbrados a ser muy capaces y eficientes en todo lo que hacen, pero este periodo requerirá perseverancia ya que la dupla Luna-Venus les impondrá que desarrollen otras capacidades más pasivas.

Año en que deberá dejar de ver la paja en el ojo ajeno para ver lo propio, situación amplificada por la posición de Quirón desde un trígono complejo.


Con Mercurio anidando en sus tierras (en Leo) pero en la casa XI (11), necesitará de otros para andar, necesitará del buen consejo y del amor de aquellos a quienes reconoce en sus potencias.

Marte y el Sol hacen nupcias, son dos machos alfa enlazados, son dos egos potenciándose, año para disciplinar la impulsividad y el egocentrismo, para así poder acercarse a otros. Este ciclo se plantea como virulento en cuanto a las expresiones altisonantes, tu ascendente para esta revolución (el escorpión) hará que cualquier manifestación de ira, altanería o disgusto en tu decir sea tomado a mal. Época para cultivar la modestia y la paz.

Con Venus en Géminis y en la VIII (8) casa, los negocios y lo comercial en general estarán bajo la guarda del año. Sé cauto pero no temeroso ya que Saturno traerá inseguridades de todo tipo, potenciadas por la sombra de la Luna oscura rayando la paranoia.

Júpiter otorgará la fe y la esperanza necesaria para afrontar este periodo que se halla tapizado de condiciones adversas a los leones. Sólo la vida interior y el asimiento al superior liberarán los caminos, tal cual afirma el punto de fortuna desde la casa 12



   
Tránsitos

Visitantes directos de Leo:

Marte: del 20 de julio al 4 de septiembre del 2017. Época de construcción y fortaleza psicofísica. Fortalecerá a la familia, a lo laboral y a las metas personales. 

Mercurio: del 6 de julio al 24 de julio y del 31 de agosto al 9 de septiembre. Época de bonanza económica y de las pequeñas creaciones personales.

Sol del 22 de julio al 21 de agosto. Mejorará el nivel de vida en esta época, no la desaproveche ufanándose de su realidad.

Venus del 26 de agosto al 19 de septiembre. Época de exploración en el terreno de los deseos, placeres y bien personal.

Posiciones benéficas: 

Júpiter será muy benéfico a partir del 1 de enero hasta el 9 de octubre.
Muy buena aspectación de Saturno en Júpiter

Posiciones negativas:
Júpiter en Escorpio del 10 de octubre en adelante.
Urano generará ráfagas de bienestar, no demasiado constante.

Posiciones neutras:
Saturno a partir del 20 de diciembre.
Plutón y Neptuno permanecerán neutrales.

Especial atención: lunación adversa el 28 de agosto, podría traer inconvenientes y contratiempos.


La Refección cósmica
Los leoninos requieren de un lugar donde descansar. Anclar para re posicionarse. 
Necesitan tomarse la vida con más calma, armarse de perseverancia y humildad.
Es fundamental asirse de la mano del guía, asegurarse un lazarillo y pisar sobre seguro.

Y si hablamos de necesidades… Tierra, mucha tierra: de la Santa, del terruño, de la trascendente, de la que da seguridad. Tierra formante, resistente y siempre fértil.


La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de la prosperidad y las riquezas matizado de la creatividad e hijos. El castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). 
Para equilibrar esta situación el castro que se debería desarrollar y reforzar es el del centro, correspondiente al elemento tierra,  el cual aportará una gran capacidad para centrarse y volver al eje. Otorgará la tierra que se requiere para compensar el elementario.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan "maestro espiritual" encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista. 



Extracto del Breviario 
alquímico-astrológico 
Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Cáncer (22 de junio al 21 de julio)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El agua (en su forma más juvenil) – Criatura: La gota.
Planeta regente: la luna – en el aspecto: onírico y mental.
Cualidad: Cardinal (doble y polar)
Polaridad: femenina (Ying).
Casa regente natural: Casa IV (4)
Casa regente del año: Casa III (3).
La piedra: Topacio (incoloro o azul pálido, nunca los amarillos, rojos o verdosos).
El metal: plata
El color: blanco a gris plateado


Elementario para el 2017: 

Tierra: 38 %
Agua: 28 %
Fuego: 20 %
Aire: 14 %


Energía para el año: equilibrado pero ligeramente Ying (femenina),  equilibrada en todos los cuadrantes.


Predicción astrológica anual:
Los cancerianos son hijos de los sueños, del mundo onírico, de lo mental y del ensimismamiento. Son criaturas intuitivas y empáticas, grandes cuidadores y en su aspecto femenino descuellan en maternalidad.

Los cangrejos estelares tienen por casa natural a la acuosa IV (4) casa, pero este año se hospedarán en la aérea casa III (3).

La casa IV es la morada de la madre primigenia, del origen, es la Luna en su aspecto maternal y está construida del material de los sueños. Es la familia, su guarda y protección, es el útero cósmico (no en cuanto a la gestación sino a la criatura ya nacida). Es la herencia en cuanto a historia familiar y personal. Es el inconsciente.

La casa III (cómo hemos dicho para Géminis) es una casa dialéctica, móvil y de relaciones interpersonales cercanas (vecinos, familia, compañeros de trabajo etc.). Es una casa racional, curiosa, estudiosa y muy viajera. 

Cáncer vuela con la mente, con el espíritu, sueña y anhela, mientras que la casa III lo lleva a movilizar el cuerpo, a moverse y salir de esa quietud que da el hogar, el terruño materno. Los cangrejos deben salir de sus guaridas protectoras, de ese “estar a salvo”, de esa zona de confort. Saldrán, pero de una manera antinatural, forzada y muy agresiva para su delicado balance psíquico.

Año en que deberá ir de frente, actitud contraria a su natural ir “de lado” o de costado. Necesitará tomar fuerzas para salir del regazo materno y sumergirse en la batalla que este ciclo le impone.

Todo este movimiento se verá potenciado por la conjunción de Mercurio con el Sol. Deberán marchar de frente, con hidalguía y la frente bien alta.

La posición de Marte (desde la IV casa) estará apoyando y guardando a la familia de los cancerianos, para que cuando este salga al mundo y se sumerja en la sociedad de la cual pretende estar aislado, la protección no falte.
Los estandartes de este año serán: la ética, el valor y la dignidad. Siempre bañados de humildad y hasta se podría decir que de un cierto bajo perfil.

Se producirá un estelium de Venus con la Luna y el punto de fortuna en el potente espacio taurino bajo el amparo de la II (2) casa (natural de Tauro). Esto nos dice que el triunfo, durante este ciclo, estará de la mano del buen trato con el otro, del buen decir, de la amabilidad materna de la Luna teñida de la sensualidad de Venus, de un tipo de Venus que atrae pero no seduce sexualmente sino intelectualmente. El riesgo de esta conformación es el económico, ahorre y busque amparo en la familia.

Año en que los cangrejos buscarán progresar en sus trabajos, familia y ámbitos sociales, donde querrán que se los reconozca. Buscarán ascender en la escala social y posicionarse. Deberán tener cuidado con lo que los motiva a tales fines, ya que si no hay un verdadero interés por el bien común sucumbirán a la sirena del propio deseo y tornarán esta pulsión en algo antinatural que los anulará en su mayor potencia, la creatividad.

Deberán eludir todo tipo de enfrentamiento, sobretodo en el ámbito de lo político partidario y lo religioso.

Nuestros amigos los cangrejos deberán deponer todo tipo de comparación y competencia, entendiendo que son únicos y que no le deben probar su valía a nadie más que a ellos mismos.



   
Tránsitos

Visitantes directos de Cáncer:

Marte: del 4 de junio al 19 de julio del 2017

Mercurio: del 21 de junio al 5 de julio. Época de bonaza económica, no la desperdicien.

Sol del 21 de junio al 21 de julio

Venus del 31 de julio al 26 de agosto. Época de explosión amatoria, de viajes felices y sana convivencia.

Posiciones benéficas: 
Júpiter será muy benéfico a partir del 10 de octubre.
Buena aspectación de Neptuno en Piscis

Posiciones negativas:
Urano sigue adverso a Cáncer, generando que algunas actitudes poco claras de  Cáncer, salgan a la luz.

Urano y Júpiter, entre marzo y abril, complicarán la estabilidad emocional de los cangrejos. 

Plutón afectará negativamente a los cancerianos del segundo decanato, especialmente, entre los meses de marzo y octubre.

Posiciones neutras:
Saturno en Sagitario.

Especial atención: lunación adversa el 24 de junio, podría traer problemas con la salud y los intereses económicos.



La Refección cósmica: Los cancerianos necesitarán munirse de todo elemento que los guarde en la gesta de este año. Periodo muy equilibrado que requerirá de mucha guarda. 

No es época para polemizar, no se deberá discutir ni intentar imponer la propia visión, más bien se deberá prodigar con el ejemplo más que con la lengua.

Como ya hemos dicho el elementario está equilibrado pero requerirá de ese aire que aportará el salir de la guarida. El canceriano se asfixiará si sólo abreva en los propios pensamientos, requerirá la pluralidad de otras voces para construir la propia.

La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada (revelada por El Alquimista), es el área de hijos y creatividad matizado del área de familia y salud, el castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (Venus-Luna). El castro para desarrollar este año y reforzar será el del Sol que refiere a la prosperidad y las riquezas. Este claustro aportará el aspecto solar áurico (ética, honor y heroicidad) que se requiere para este año.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan "maestro espiritual" encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista. 




Extracto del Breviario 
alquímico-astrológico 

Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Géminis (22 de mayo al 21 de junio)

Reseña místico-zodiacal: 
Elemento regente: El aire de superficie – Criatura: La neblina.
Planeta regente: mercurio – en el aspecto: móvil y brillante.
Cualidad: Mutable (y doble)
Polaridad: masculina (Yang).
Casa regente natural: Casa III (3)
Casa regente del año: Casa VII (7).
La piedra: Crisoprasa (en especial los tonos más amarillentos, color de base verde).
El metal: mercurio
El color: gris a gris verdoso


Elementario para el 2017: 

Tierra: 11 %
Agua: 32 %
Fuego: 26 %
Aire: 31 %


Energía para el año: predominantemente Yang (masculina), plena actividad del cuadrante n°2, equilibrada en el resto de los cuadrantes.


Predicción astrológica anual:
Los geminianos son las criaturas fascinantes, eclécticos, transculturales, mercurio en movimiento, siempre mimetizándose con su entorno, no sólo por fuera sino en lo íntimo.

Regidos por la casa III, su casa natural, los gemelos cósmicos se hospedarán en la casa VII por este año. Ambas son casas del elemento aire, pero opuestas en su raíz, en su sentido nuclear de ser.

La casa III es una casa dialéctica, móvil y de las relaciones interpersonales cercanas (vecinos, familia, compañeros de trabajo etc.). Es una casa racional, curiosa, estudiosa y muy viajera. 
La casa VII es la casa de las asociaciones (casa del matrimonio, de las sociedades y de todo tipo de uniones materiales y espirituales). Asimismo es la casa de las separaciones y de las disoluciones. Casa diferenciadora, es una casa que se contrapone al “yo soy”, más bien se identifica con el "tú eres”.
Esta asociación lleva al mercurial géminis a disolver su identidad en otro, trayendo una consabida renuncia a la propia pulsión de ser. Cuestión complejizada debido a la baja tierra que posee en su elementario. 
Año en que deberá centrarse e identificarse con ese "yo", que lo carcteriza.

Si bien es cierto que la posición de Marte, con todo su ego en pleno, estará apoyando y guardando a géminis, deberá amplificarse esta influencia para que sea significativa.
Marte anidando en la casa VII tiene un único riesgo grave, la proliferación de adversarios (aunque debería decir enemigos), manifiestos y ocultos. El planeta rojo aportará la fuerza viril y defensiva que se requerirá este año.
Marte y su sextil con venus nos cuentan que será un año de exaltación sexual vivido libremente y sin tapujos

Año vivaz y estimulante.

El punto de fortuna se ancla en virgo para que los gemelos aprendan de una vez por todas a vivir el aquí y el ahora. Tendrán una pulsión fuerte por ordenarlo y limpiarlo todo. Pragmatismo y más pragmatismo.

   
Tránsitos: 

Visitantes directos de géminis:
Marte: del 21 de abril al 3 de junio del 2017
Mercurio: del 6 al 20 de junio. Época de lucimiento y esplendor
Sol del 20 de mayo al 20 de junio
Venus del 5 al 30 de julio. Época de explosión amatoria.

Posiciones benéficas: 
Júpiter y Urano neutralizarán la mayoría de las energías negativas de este periodo

Posiciones negativas:
Saturno en sagitario generará un enrarecimiento del día a día y pérdida de oportunidades. Situación potenciada por Neptuno en Piscis que traerá las problemáticas más profundas del inconsciente

Posiciones neutras:
Plutón se mantendrá en paz.

Especial atención: lunación adversa el 24 de junio. Día de enojos, mentiras y  tropezones.


La Refección cósmica: Los geminianos necesitarán aposentarse en una estable tierra fértil para que su movilidad mercurial encuentre equilibrio. 

No es época para polemizar, para que no proliferen los enemigos, época para cultivar la paz con los otros.
Géminis deberá estar especialmente alejado de toda cuestión o sustancia que genere adicción, ya que si cae en ella se disolverá y será muy difícil retomarse.

Cómo ya hemos dicho el elementario requiere tierra, la buena tierra, la del terruño, la de la Madre, la que da raigambre y por supuesto la tierra sagrada, la tierra santa, esa tierra que lo es todo para uno.

La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo, según la arquitectura sagrada*, es el área de las personas útiles y serviciales, la de los viajes y lo móvil, el castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (venus-luna). El castro para desarrollar especialmente en este año y reforzarlo será el del centro, no descuidando al castro de creatividad e hijos.

Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
* "Arquitectura Sagrada" revelada por El Alquimista
Gabo Abad. Astrólogo y Futurista.


Extracto del Breviario 
alquímico-astrológico 

Según la Escuela Mística-Astrológica VMRF del Padre de los Cielos

Regente del año astrológico: Venus (20 de marzo 2017 al 20 de marzo del 2018)


Signo: Tauro (22 de abril al 21 de mayo)

    
     Reseña místico-zodiacal:
➢ Elemento regente: la tierra firme. – Criatura: La roca.
➢ Planeta regente: venus – en el aspecto: jovial, egocéntrico y seductor.
➢ Cualidad: Fijo.
➢ Polaridad: femenina (Ying).
➢ Casa regente natural: Casa II
➢ Casa regente del año: Casa VI.
➢ La piedra: el Jacinto (en especial el de Compostela en sus tonos más rojizos, en menor grado los amarillos y marrones-rojizos).
➢ El metal: cobre (o bronce)
➢ El color: rosa (algunos afirman que el verde claro, pero no concuerda con la naturaleza venusina del signo)



     Elementario para el 2017:
Tierra: 35 %
Agua: 38 %
Fuego: 6 %
Aire: 21 %


Energía para el año: predominantemente Ying (femenina), plena actividad del cuadrante n°2, casi nula la actividad en el resto de los cuadrantes.


Predicción astrológica anual:

Los taurinos rigen en la casa II, su casa natural y se hospedarán por este año en la casa VI. Ambas son casas del elemento tierra La casa II posee una tierra más joven y auto-afirmativa, mientras que la casa VI posee una tierra templada por los nutrientes vitales propios de mercurio que anida en ella. Por ello tauro deberá aprender de la casa VI a transformarse partiendo de la piedra estéril, o sea su forma declinante, al humus vital que aporta un sustento propicio para que la vida se desarrolle.

Época de vida sana, Yoga, Hesicasismo y mucha purificación. Época de abandonar el hedonismo que le es propio y que se ve reforzado por este año venusino, para alcanzar los principios del servicio al prójimo.

Año salutífero pero deberá cuidarse de intoxicaciones y envenenamientos en general, ya que la sombra del escorpión los estará azuzando durante este año.
La sexta casa estará matizada por venus, que le otorgará la capacidad de disfrutar y gozar con la meticulosidad y cuidado propio de Tauro, tornándolo eficiente.

El punto de fortuna se ancla en capricornio, requiriendo reconocimiento social, en particular de su entorno para sentirse realizado en su tarea cotidiana. La visita de marte hará que tenga los bríos necesarios para seguir adelante sin abandonarse y sin abandonar a los que de él dependen.


  
Tránsitos:

Visitantes directos de tauro:
Marte: del 10 de marzo al 20 de abril del 2017
Mercurio: del 31 de marzo al 19 de abril y del 16 de mayo al 6 de junio del 2017
Sol del 19 de abril al 19 de mayo
Venus del 6 de junio al 4 de julio

Posiciones neutras:
Hasta el 10 de octubre del 2017: júpiter, a partir de ahí opuesto a tauro
Hasta el 20 de diciembre del 2017: Saturno, a partí de ese momento en capricornio (afín a tauro)

Especial atención: luna nueva en tauro el 26 de abril (día mágico para Tauro)



La Refección cósmica: Los taurinos necesitarán movilizar su ego hacia los necesitados, los otros, siempre un otro. Requerirán de cierta forma de astucia venusina para lograr su servicio a ese otro.

No es época para estar sólo, necesitarán reflejar las necesidades de su entorno y hacerlas propias. Movilizar para dinamizar y así concretar. Mercurio deberá ser templado al fuego (ya que influirá mucho en este signo), pero este fuego no es abundante para nuestros amigos taurinos en este año.

Para equilibrar el elementario requerirán fuego, pero no fuego del tipo sensual sino pasional, abrasarse en los brazos ígneos del corazón trascendente, del espiritual, del amor en estado puro, del Divino Corazón. De ese tipo de fuego que da la oración.
Deberán poner fuego en sus vidas para poder concretar sus anhelos.

La Casa en que se habita y el lugar de trabajo: el claustro natural de este signo según la arquitectura sagrada es el área del amor y la pareja (pero matizada de centro), el castro del año es la zona del amor unido al de los hijos y la creatividad (venus-luna). El castro para desarrollar especialmente en este año y reforzarlo será el de creatividad e hijos, dado que deberán movilizarse de ese centro rígido a la productiva área de la creatividad.


Lo trascendente: este extracto no tiene por función expresar los medios de superación de los aspectos negativos de este periodo, ni la amplificación de los positivos. Para aquellos que tengan maestro espiritual encontrarán en él los medios y técnicas para superar esta fase. Me refiero al Rabí del Sur del mundo.
Gabo Abad . Astrólogo y Futurista.